Compositor y cantante, la música de Chris Garneau tiene el sello de Brooklyn con ingredientes de Francia, Nueva Jersey o Boston que configuran su personal estilo. Su nuevo disco, Music for tourists (2007) está producido por Duncan Sheik y considerado como "la esencia de la música". Gracias a su voz y a la maestría con el piano, nos traslada a un mundo de paisajes limpios, diáfanos y subyugadores.

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Al continuar en nuestra web aceptas nuestra política de cookies.